El IVA en la reforma de una vivienda

En este artículo te explico el IVA en la reforma de una vivienda en España, cuánto es y quién lo paga.

El IVA en la reforma de una vivienda

El IVA en la reforma de una vivienda

El IVA en la reforma de una vivienda

Con carácter general, el IVA de la reforma de una vivienda es actualmente del 21%, siempre que la persona que contrata y paga la obra no sea el propietario de la vivienda.

Por ejemplo, si la empresa aseguradora te manda un albañil para reparar un desperfecto y el albañil factura a la aseguradora, entonces el IVA es el 21%.

Sin embargo, si la persona paga la obra es el propietario de la vivienda, se aplica un tipo reducido del 10%, siempre que se den los siguientes requisitos:

  • El propietario de la vivienda es una persona física o una comunidad de propietarios (en el caso de la reforma de las zonas comunes de un edificio de viviendas).
  • La factura va a nombre del propietario de la vivienda o de la comunidad de vecinos. En la práctica, este es el factor determinante.
  • La vivienda se destina a uso residencial habitual, no es una segunda residencia o un alojamiento turístico.
  • El edificio tiene más de dos años.
  • La vivienda no ha sido rehabilitada en los últimos dos años.
  • El material lo aporta el propietario de la vivienda o, en el caso de que lo aporte el albañil, el coste no puede superar el 40% del coste de la reforma.

Lo esencial para saber el tipo de IVA que hay que aplicar en la factura es quién figura en la factura, es decir, a quién se factura.

En concreto, si la factura va a nombre del propietario de la vivienda y se cumplen las condiciones descritas, entonces se aplica el tipo de IVA del 10%, independientemente de que luego un tercero, por ejemplo, una aseguradora, reembolse al propietario de la vivienda por el coste de la reforma o reparación.

Resumiendo, si contratas a alguien para reformar una vivienda de tu propiedad, el IVA a aplicar es el 10%.

El IVA en la rehabilitación de una vivienda antigua

El tipo impositivo del IVA para actividades de rehabilitación de viviendas es del 10%. Si la vivienda tiene más de dos años de antigüedad, puede beneficiarse de una reducción en el tipo impositivo, pasando del 10% al 4%.

Esta reducción se aplica tanto a la rehabilitación de elementos comunes de un edificio residencial como a la rehabilitación de viviendas individuales.

Para poder beneficiarse de la reducción de IVA al 4% el destinatario de la rehabilitación debe ser una persona física y siempre que la vivienda sea utilizada por su propietario para su uso como vivienda habitual durante al menos dos años.

Aquí tienes otros requisitos para beneficiarte de un IVA reducido en la rehabilitación de una vivienda:

  • Antigüedad de la vivienda: La vivienda debe tener una antigüedad de más de 20 años.
  • Destino de la vivienda: La vivienda debe destinarse a uso residencial habitual y permanente.
  • Licencia de obras: Se requiere obtener una licencia de obras para poder acogerse a este tipo de IVA reducido.
  • Conservación de elementos originales: Es posible que se exija conservar elementos originales de la vivienda, como fachadas, estructuras o elementos arquitectónicos, con el fin de preservar su valor histórico o cultural.
  • Certificación de intervención: Se requiere una certificación técnica que acredite la necesidad de la rehabilitación de la vivienda y la conformidad con la normativa urbanística y de construcción.

Somos una empresa de reformas de Madrid