Reforma básica de un piso para alquilar en Madrid

¿Quieres hacer una reforma básica de un piso para alquilar en Madrid? Aquí te explico cómo debería ser la reforma básica de un piso para luego alquilar.

Albañilería y reformas

Tfno. 643 371 149
(pregunta por JUAN)

Reforma básica de un piso para alquilar en Madrid

Somos una empresa de albañilería y reformas y hacemos todo tipo de obras y reformas en Madrid capital y provincia.

Reforma básica de un piso para alquilar en Madrid

Para realizar una reforma básica de un piso con el objetivo de alquilarlo, debes centrarte en mejoras que hagan que la propiedad sea más atractiva para los posibles inquilinos, sin incurrir en gastos excesivos:

  • Pintura y acabados: Pintar las paredes con colores neutros y modernos puede hacer que el piso se vea más limpio y atractivo. Asegúrate de que los techos estén en buenas condiciones y pinta o retoca según sea necesario. Repara cualquier grieta o imperfección en las paredes.
  • Suelos: Si los suelos están desgastados o anticuados, instala suelos laminados o vinílicos, que son duraderos, fáciles de limpiar y relativamente económicos. También puedes pulir y abrillantar los suelos existentes si están en buenas condiciones.
  • Cocina: La cocina es una de las áreas más importantes para los inquilinos. Si la cocina está en mal estado, cambia los electrodomésticos por modelos mas modernos y eficientes. Renueva los armarios y las encimeras si es necesario, o simplemente píntalos y cambia los tiradores para darles un aspecto más actual.
  • Baño: Al igual que la cocina, el baño es otra zona clave. Asegúrate de que esté limpio y en buen estado de funcionamiento. Cambia los grifos, el inodoro y el lavabo si están en mal estado, y asegurarte de que las juntas de azulejos no filtren el agua. Instala accesorios modernos, como un espejo con iluminación integrada.
  • Iluminación: Mejora la iluminación del piso con lámparas de bajo consumo. Asegúrate de que haya buena iluminación en todas las áreas, especialmente en la cocina y el baño.
  • Fontanería y electricidad: Asegúrate de que todas las instalaciones eléctricas y de fontanería estén en buen estado de funcionamiento y cumplan con la normativa de seguridad. Repara cualquier fuga de agua o problema eléctrico antes de alquilar el piso.
  • Seguridad: Instala una puerta blindada para proporcionar tranquilidad a los inquilinos. También puedes instalar un sistema de alarma si lo consideras necesario.
  • Limpieza y presentación: Finalmente, asegúrate de que el piso está limpio y recogido antes de mostrarlo a los posibles inquilinos. La primera impresión es crucial, así que presta atención a los detalles para que el piso se vea acogedor.

Estas son algunas ideas para una reforma básica de un piso con el objetivo de alquilarlo.